La formación de los empleados es el proceso de mejorar las habilidades, capacidades y conocimiento de los trabajadores para realizar una tarea en particular. El proceso de capacitación moldea el pensamiento de los empleados y conduce a un desempeño de calidad de su puesto.

Bien es dicho que en todas las empresas es importante que sus trabajadores tengan una formación continua para que no queden estancados en lo que a conocimientos se refiere.

Tanto para los trabajadores mismos como para las empresas es gratificante ya que la formación se traduce en capital humano, aumentando la productividad de los empleados y generando un mayor y mejor rendimiento de la empresa.

Beneficios para cada uno de ellos:

Empleados: pueden optar a mejores oportunidades de empleo y diferentes cargos dentro de la misma empresa consiguiendo un mayor salario. Con ello, es más difícil que un trabajador quede sin empleo ya que está en mejores condiciones para mantener su puesto de trabajo o acceder a otro diferente.

Empresa: cuando un empleado recibe formación es más productivo y aumenta su motivación para seguir realizando sus tareas. La empresa confía más en ese empleado y ya lo ve como parte de la empresa misma. También hace que el empleado no quede estancado.

En definitiva, los beneficios pueden resumirse en: mejor moral de los empleados, menos supervisión, menos accidentes, posibilidades de subir la categoría de su empleo, mayor productividad.

Cuales son los mejores momentos en los qué realizar una formación

La formación se imparte por cuatro motivos básicos:

  1. Los nuevos empleados reciben formación para familiarizarse con la empresa y así conocer los valores que la describen (misión, visión, reglas y regulaciones de la misma).
  2. Los empleados existentes son formados para actualizar y mejorar sus conocimientos.
  3. Si se producen actualizaciones en la tecnología, la formación sirve para hacer frente a esos cambios. Un ejemplo claro es cuando la empresa compra nuevos equipos, los empleados serán formados sobre el uso de éstos y métodos de trabajo.
  4. Cuando la promoción y el crecimiento profesional se vuelven importantes.

La formación, una inversión para las empresas

Todos sabemos que estamos atravesando momentos difíciles ya que la situación no acompaña. Las empresas necesitan innovación y para ello se necesita más conocimiento el cual se consigue con una correcta formación.

Innovar es convertir el conocimiento en riqueza y el conocimiento se aporta y se transmite mediante la formación.

La formación motiva a los empleados y esta motivación asegura el éxito de la empresa contribuyendo a que las personas sean más competitivas y permite alcanzar los mayores proyectos empresariales. Un buen plan de formación de los empleados mejora la imagen de marca y el prestigio de la empresa que resulta así más atractiva tanto para sus propios trabajadores como para los externos, y permite atraer y retener el talento que es clave para el éxito empresarial.

La formación de los empleados aumenta la calidad de servicios o productos, aumenta la productividad, mejora el trato, la satisfacción y la fidelización del cliente, aumenta la rentabilidad del empleado y del producto, mejora la fidelidad del empleado, mejorando y complementando su retribución, incrementa su polivalencia mejorando la flexibilidad y reduciendo gastos de absentismo. El personal formado es mucho más eficaz en su trabajo.

La empresa es más atractiva para los candidatos a incorporarse, pues éstos valoran muy positivamente la posibilidad de recibir formación continua. Además el coste de la formación en la empresa es bajo y puede estar totalmente subvencionado.

También el trabajador autónomo debe ser consciente de que la formación le diferencia del resto y aporta un valor añadido a su actividad en un mercado muy competitivo.

Características más importantes del proceso formación

El proceso de formación sirve para que los trabajadores conozcan la situación actual de la empresa. A su vez nos ayuda a fijar unos objetivos para que los empleados lleguen a cumplir pasado un tiempo de adaptación.

¿Qué hacemos en DonDominio con la formación?

Vamos a poner el ejemplo de una nueva incorporación en el departamento de Soporte, durante aproximadamente un mes realizamos formación tanto teórica como práctica para enseñar cómo funcionan todos los servicios que ofrecemos y cómo atender a los clientes. Tras ello, durante un período de dos a tres meses, se empieza a trabajar bajo supervisión.

La primera parte de la formación consiste principalmente en sesiones teóricas sobre los productos que ofrecemos, teniendo en cuenta que para poder ayudar a los clientes es muy importante conocer al 100% el producto. La parte teórica se va intercalando con sesiones en las que acompañan durante el día a un agente de soporte, esta parte ayuda a interiorizar todo lo visto y ver cómo se pone en práctica.

La última parte de las sesiones teóricas consiste en aprender como responder y tratar a los clientes, para ello trabajamos sobre una Hoja de Estilos de creación propia, lo que nos permite enseñar a las nuevas incorporaciones a trabajar con nuestros valores.

Al terminar la parte teórica, toca poner en práctica todo lo aprendido, para ello las nuevas incorporaciones pasarán por tres fases:

  1. Estar junto a un compañero de soporte sin atender directamente al cliente. Esto permite ir conociendo el ritmo de trabajo diario y ver todo lo comentado en las sesiones prácticas sin el estrés de que todo dependa directamente ya de él.
  2. Empezar a atender peticiones de clientes con un volumen inferior al normal y acompañado de un supervisor.
  3. Finalmente ya se pasa a un volumen de peticiones normal, pero estando aún acompañado de un supervisor.

Este proceso de formación nos permite acompañar durante toda la fase de conocimiento de marca a los nuevos trabajadores, para que puedan llegar al objetivo que tenemos de ofrecer un servicio de atención excelente y basado en nuestros valores.

Aparte de la formación para nuevas incorporaciones, realizamos también sesiones de formación para los ya trabajadores, en aspectos tanto internos como externos. Como hemos comentado anteriormente, mantener al equipo actualizado es un aspecto muy importante para las empresas.

Conclusión

Es conveniente que las empresas se den cuenta de la importancia de un buena formación para sus trabajadores.

Desde DonDominio creemos que es una buena estrategia para que adoptes y así hacer crecer tu empresa.

¡Encuentra tu dominio ideal!

Xisco Acuñas - Marketing en DonDominio
Autor

Marketing Assistant en DonDominio. Estudiante de Ingeniería Multimedia, con muchas ganas de seguir aprendiendo. Mi principal hobbie es el deporte, en concreto padel.

Comentarios