Como solicitar testimonios y reseñas a tus clientes

Cuando se trata de atraer nuevos clientes, pocas cosas funcionan tan bien como los testimonios y reseñas. Si no has oído hablar de ello, básicamente se basa en que las personas son más propensas a comprar donde otros ya lo han hecho.

Testimonios, reseñas y casos de estudio son las herramientas que podremos usar para demostrar que nuestros servicios funcionan.

En esta entrada del blog os explicamos como solicitar a tus clientes sus testimonios para dar credibilidad a tu negocio y de esta forma atraer a nuevos clientes.

¿Cómo pedir testimonios y por qué?

Un testimonio es una opinion directa de un cliente que informa sobre tu negocio. ¿Hay mejor manera de demostrar que la opinion de tus clientes te importa que mostrando sus opiniones?

Los testimonios son generalmente cortos y directos debido a que de esta forma se pueden agregar fácilmente a tu web, material promocional o correo electrónico.

Si nunca lo has intentado antes, obtener testimonios puede parecer complicado, pero no, resulta más fácil de lo que la mayoría de la gente espera. En muchos casos, todo lo que tienes que hacer es preguntar. El momento en el que preguntas es clave, ¿y cuándo es mejor? cuando el cliente ha completado un objetivo de tu web: compra, descarga, alta… de forma satisfactoria.

Una de las formas más fáciles de recopilar testimonios es enviar una breve encuesta de satisfacción que contenga tres o cuatro preguntas, por ejemplo:

  • ¿Te gusta el diseño y funcionamiento de nuestra web?
  • ¿Cómo calificarías nuestra puntualidad y capacidad de respuesta para satisfacer tus dudas?
  • ¿Recomendarías nuestros servicios a otros? Si es así, ¿por qué?

La respuesta a la pregunta número tres, sería básicamente el testimonio. Si el cliente proporciona una respuesta positiva pero que no está bien redactada, puedes resumirla y pedirle al cliente que la ha enviado si puedes usarla como testimonio. Esto evita, de manera disimulada, la parálisis que algunas personas sufren cuando se les pide directamente que escriban un testimonio que puede ser visto por otras personas. Por supuesto, si la encuesta revela que el cliente no está contento, aprovecha para contactar con él para saber los motivos.

¿Cómo pedir una reseña de tu negocio?

A diferencia de los testimonios, que generalmente se incluyen en tu propio sitio web, una reseña es para otros sitios web de referencia. Las reseñas en sitios como Google, Facebook o blogs especializados pueden actuar como un imán, atrayendo a nuevos clientes a tu negocio.

La mala noticia es que los clientes descontentos son los que tienen más probabilidades de dejar sus propios comentarios. La buena noticia es que, en estos días, todos los clientes reconocen la importancia de las reseñas, y para crear un buen número de positivas, tendrás que pasar algunas de negativas.

Como aprendimos en sobre cómo pedir testimonios, el momento lo es todo. Pregunta en el momento adecuado y haz que dejar un comentario sea lo más fácil posible.

Asegúrate, antes de empezar a pedir reseñas, de que ya has dado de alta tu negocio en los sitios web de reseñas más populares. Una vez comprobado, empieza a incluir enlaces directo a los sitios de reseñas en múltiples lugares, tu sitio web, boletín de noticias, correos electrónicos…

¿Cómo pedir casos de estudio?

Los casos de estudio proporcionan pruebas de que tus servicios funcionan. Como herramienta de marketing, aprovechan la idea de que los clientes potenciales perciben las pruebas y ejemplos de un caso real como algo aún más confiable que una breve opinión. En un caso de estudio, generalmente se detalla los problemas que se abordaron para un cliente, las soluciones que se utilizaron y los resultados logrados.

Desarrollar un caso de estudio lleva más tiempo que obtener un simple testimonio o reseña, pero tiene el poder de atraer nuevos clientes y puede ayudarte a diferenciar de otras empresas del sector.

El primer paso para desarrollar un caso de estudio efectivo es elegir un proyecto o cliente que ejemplifique el tipo de trabajo que más deseas. Por ejemplo, si atiendes a tiendas sin experiencia y negocios familiares, tu caso elegido debe incluir uno de ese estilo. Asegúrate de pedir permiso al cliente. A menudo, un cliente satisfecho disfrutará de ser presentado como una historia de éxito, porque el caso de estudio también promueve indirectamente su negocio.

A continuación, busca números concretos que demuestren la mejoría. ¿Ha aumentado el número de altas de cliente? ¿La tasa de rebote promedio bajó? ¿Han mejorado las visitas a tu negocio físico?

Escoge métricas que reflejen los objetivos a los que cliente quería llegar, esos objetivos se convertirán en la base que seguirá tu caso de estudio. Con frecuencia, el título también vendrá directamente de esta opción, por ejemplo: «Usar el diseño de tu sitio web para aumentar la conversión en un 100%». Es mejor enfocarse en uno o dos objetivos clave en lugar de enumerarlos todos.

Empieza a construir tu caché social

Cuando se trata de construir un caché social, saber cómo pedir opiniones a menudo hará la diferencia. Anima a tus clientes a interactuar con tu marca, puede que tardes un tiempo en conseguirlo, pero valdrá la pena.

avatar

Xavier Idevik Servera

Director de Marketing en DonDominio / Apasionado de los deportes, videojuegos, lectura, familia y amigos.

Inicié mi carrera en DonDominio el año 2011 como agente de soporte, creciendo paso a paso hasta llegar a director de marketing en el 2018, cargo que sigo ocupado en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *