El Black Friday se ha convertido en una de las fechas más esperadas por los consumidores, ¡y no es para menos! Las ofertas que realizan las empresas durante esta campaña son de vértigo y, al estar tan próxima a las fiestas de Navidad, es lógico que la gente aproveche para realizar el grueso de las compras.

Como breve introducción, el Black Friday es el viernes después del día de Acción de Gracias (cuarto jueves de noviembre) y pese a tener sus orígenes en Estados Unidos, ya se celebra en prácticamente la mitad del globo.

Ahora bien, ¿te has preguntado cómo se vive un Black Friday desde la perspectiva de las empresas? En esta entrada vamos a arrojar un poco de luz para que veas todo el curro que hay detrás de este tipo de campaña. Y no solo eso, te lo vamos a explicar poniendo como ejemplo la campaña que realizamos el pasado 2020 en DonDominio.

Pero antes de entrar en harina, ¿qué te parece si indagamos un poco en la historia y vemos cómo y por qué se originó el Black Friday?

Los orígenes del Black Friday

Hay muchas hipótesis de cómo surgió este concepto, desde orígenes esclavistas; hasta un intento fallido de dos agentes de bolsa de Wall Street que, un viernes de 1869, intentaron acaparar todo el mercado del oro en sus manos, pero al desplomarse el precio de este en cuestión de minutos, muchísimos inversores se arruinaron.

La hipótesis de los agentes de bolsa es, posiblemente, el origen de la expresión; pero no fue hasta un siglo más tarde que se usó en la jornada posterior a la celebración del día de Acción de Gracias.

Según parece, a mediados de la década del 1950, en Filadelfia se había programado un partido de fútbol americano entre la Marina y el Ejército de Estados Unidos el sábado posterior al día de Acción de Gracias. Este evento tuvo tal repercusión que la ciudad de Filadelfia, literalmente, colapsó el viernes anterior al partido debido toda la gente que se movilizó para presenciar el encuentro y aprovechó para realizar todas las compras navideñas, ya que iban a la ciudad. Al producirse tal colapso en la ciudad, los policías encargados de gestionar tal aglomeración, empezaron a referirse a ese día como el Viernes Negro.

Parece ser que este acontecimiento tuvo un impacto inesperado, pues los comerciantes de Filadelfia empezaron a usar este término para referirse a las hordas de compradores que se reunían en la ciudad el día después de Acción de Gracias.

No fue hasta 1966 y gracias a su mención en la revista The American Philatelist, que se popularizó el término Black Friday. Pero el boom propiamente dicho fue el 19 de noviembre de 1975 cuando The New York Times usó la expresión Black Friday para hacer referencia a los problemas de circulación en la ciudad debido a la aglomeración que se produjo el día después de Acción de Gracias debido a los descuentos.

A partir de ese momento se empezó a internacionalizar la expresión, y en España se empezó a escuchar 2012 de la mano de MediaMarkt, pero no fue hasta el 2013 cuando los gigantes Amazon y el Corte Inglés se sumaron a esta moda que realmente explotó.

Ahora que ya sabemos como se originó este concepto, podemos pasar a explicarte cómo se planifica una campaña de este calibre.

Planificación de la campaña

Lo primero que hay que hacer en toda campaña que implique una rebaja de precios es definir hasta dónde se puede llegar con dicha rebaja y a qué productos o servicios se aplicará. Lo más común para definir este punto, suele ser que se reúnan los jefes de departamento y entre ellos lo acuerden.

Duración

Una vez establecida la oferta, hay que determinar cuanto va a durar la campaña. Aunque en sus orígenes el Black Friday solo se celebraba durante el día en cuestión, ha ido ganando tanta popularidad que se ha vuelto costumbre alargar esta campaña, llegando incluso a durar semanas o el mes de noviembre entero, muchas empresas se decantan por realizar ofertas durante un periodo de tiempo más prolongado para así aumentar muchísimo más las ventas.

Por tanto, al final depende de ti el tiempo que quieras hacer durar la campaña o, en caso de que lo prefieras, decantarte por la opción clásica y aprovechar par hacer ofertas muy jugosas solo durante el viernes.

Escoger un concepto en el cual basar la campaña

Este punto no es algo imperativo, pero hacer las campañas temáticas o basadas en algún concepto puede dar un plus a la hora de crearlas con cierta cohesión, así como ayudar al equipo de diseño y marketing a definir tanto las creatividades como los textos promocionales para dicha campaña.

Asignación de tareas

Una vez definidos precios, timing y temática, llega la hora de asignar las tareas pertinentes a cada departamento para que todo lo necesario esté listo unos días antes de poner la campaña en marcha. Para que te hagas una idea de cuáles son estas tareas y que departamentos pueden estar implicados te dejamos un breve ejemplo:

  • Departamento de Marketing: supervisión de la campaña, redacción y adaptación de los textos publicitarios, elaborar un calendario para redes sociales y programación de las publicaciones.
  • Departamento de diseño: creación de todo el material gráfico y audiovisual que va a usarse durante el transcurso de la campaña.
  • Departamento de desarrollo: en caso de tener una página web donde se desarrolle la actividad comercial, adaptarla para dejarla lista antes de que empiece la campaña.

Ultimar los detalles

Una vez asignadas y finalizadas todas las tareas, ya solo queda revisar que todo esté en orden y realizar, en caso de ser necesario, alguna que otra modificación o ajuste de última hora.

Tras esto, y al obtener el visto bueno de todos los departamentos implicados en la campaña, llega la hora de lanzarla al público.

Lanzamiento y seguimiento de la campaña

Aunque así pueda parecerlo, el trabajo no termina una vez se ha lanzado la campaña, nada más lejos de la realidad. Hay que estar pendiente de que todo siga el curso preestablecido y funcione con normalidad, sobre todo en el caso de las páginas web, ya que suele haber mucho más tráfico del habitual y, si no está la página debidamente adaptada, esto puede provocar que colapse y ofrecer una mala experiencia a los visitantes.

Comprobación del rendimiento

Llegó la hora de la verdad, una vez ha terminado la campaña es momento de comprobar cómo ha funcionado y si se han obtenido los resultados esperados, la campaña ha fracasado o si los resultados obtenidos superan lo que se esperaba de la campaña.

Otras recomendaciones

Te dejamos un breve listado de acciones que no son 100% obligatorias, pero al incorporarlas a tu campaña de Black Friday, verás que obtienes un mejor resultado del esperado.

Crea una landing page específica para la campaña

Es bastante recomendable tener una buena landing page preparada antes de afrontar una campaña del calibre del Black Friday, esto ayuda tanto a proporcionar una mejor experiencia de compra a los usuarios, siempre y cuando el contenido de la landing page esté dirigido a las ofertas del Black Friday, como a descongestionar el tráfico que esta campaña pueda ocasionar en la página web principal.

Para crear esta landing, nuestra recomendación es que lo hagas con una extensión de dominio completamente distinta a la que uses generalmente.

¿Por qué no pruebas con un dominio .BLACKFRIDAY? Ya que existe una extensión destinada a la campaña, ¿habrá qué usarla verdad?

¡Encuentra tu dominio ideal!

Crea o reformula tus anuncios en Google ADS

Si aún no estás usando esta plataforma para poner anuncios en internet, estrenarte durante la campaña de Black Friday puede ser una buena jugada por tu parte y no te preocupes, que crear campañas en Google ADS no es tan difícil como pueda parecer.

Si ya estás usando Google ADS para anunciar tus productos o servicios, lo suyo es que reescribas los anuncios, reflejando los nuevos precios y dejando claro que están en oferta.

Ten preparada una newsletter con la información más importante de cara a la campaña

Suelas o no enviar newsletters regularmente, te recomendamos que, unos días antes de lanzar la campaña del Black Friday, tengas una newsletter preparada para enviar justo el día en que empieces la campaña para notificar a toda tu base de datos de clientes que empiezan ls ofertas especiales.

Ejemplo DonDominio

Para que veas más claro a lo que nos referimos cuando decimos que es aconsejable crear una campaña temática o basada en algún concepto, por simple que este pueda parecer, te vamos a explicar cómo surgió la idea de basar la campaña de Black Friday 2020 en el número 3.

Vale, ponte en situación, ya teníamos las ofertas y la duración de la campaña definidas, pero necesitábamos un hilo conductor para crear una campaña bien cohesionada. Nuestra oferta sería en dominios, hosting y certificados SSL y la campaña empezaría el miércoles y terminaría el viernes, tres productos en oferta, tres días de campaña… ¡Voila! En el número 3 encontramos lo que podría actuar como hilo conductor y así enfocamos la campaña: a construir una página web en 3 pasos.

Parece algo demasiado genérico como para basar una campaña entera, ¿verdad? Pues bien, gracias a usar el número 3 como hilo conductor, decidimos presentar un producto al día y cada producto sería el protagonista de 3 publicaciones diferentes. Esto nos permitió estructurar y programar las diferentes publicaciones en redes sociales, así como escribirlas con el propósito de que formaran un todo y no una simple agrupación de textos promocionales.

Aunque una temática parezca demasiado simple o sea muy general, si se trabaja sobre ella, puedes conseguir resultados muy satisfactorios.

Conclusión

El Black Friday ofrece multitud de posibilidades a la hora de realizar una campaña, incluso no es algo que debas llevar a cabo sí o sí, y una manera de distinguirte de la competencia puede ser poner tus productos o servicios en oferta en fechas totalmente diferentes, para asegurarte la mínima competencia posible. Aun así, el Black Friday se ha vuelto tan viral que es raro mantener los precios habituales durante ese día.

Ya para terminar, volvemos a recalcar la importancia de que realices las campañas basadas en una temática, de igual manera que es más atractivo un libro que un puñado de páginas sueltas sin relación entre ellas, ¿verdad?

Author

Marketing Assistant en DonDominio. Adentrándome en el mundo del Marketing Emocional y lector de fantasía en mi tiempo libre.

Write A Comment