La elección del nombre para tu negocio, es decir, crear el nombre de marca, es una de las partes más importantes y decisivas dentro del ciclo inicial de creación de una nueva empresa. El nombre de marca que elijas será una parte crítica de como la gente se acordará de ti, te identificará y además legalizará tu marca. Debido a su importancia, es importante elegirlo correctamente ya desde un inicio, ya que una vez definido, raramente cambia, debido a todo lo que conllevaría un cambio de identidad.

Sin embargo, definir un buen nombre de marca, nunca es un proceso sencillo y en muchos casos no se dedica el esfuerzo necesario que se merece. Requiere de planificación y perseverancia, y tener claro que puede llevar bastante tiempo.

En este artículo del blog queremos ayudarte a que tengas el mejor nombre de marca posible para tu negocio, por ello, hemos recopilado 6 consejos que esperamos te sean útiles.

1. Piensa en grande desde el inicio

Es muy importante que el nombre de marca que escojas, pueda acompañarte durante toda la trayectoria de tu proyecto, para ello, debes pensar en grande ya desde el inicio, y crear un nombre que tenga la suficiente flexibilidad como para adaptarse a cualquier plan de futuro que pueda tener la empresa.
Lo más sencillo para evitar que el nombre pueda limitarte, es «inventar» un nombre de marca, algo que sea simbólico y no se limite a un producto en concreto, pues el día de mañana, tu negocio puede evolucionar y llegar a ofrecer otros productos.

Tenemos el ejemplo de Amazon, por si lo desconocías, Amazon empezó como una tienda online de venta de libros, gracias a su buen funcionamiento, fue creciendo en cuanto a clientes y números de productos hasta llegar a lo que hoy ofrece. Imagina que, en lugar de haber escogido un nombre como Amazon, hubiesen optado por algo como: bookonlinestore.com, se habrían limitado a un nicho muy en concreto, lo que no les habría permitido crecer usando el mismo nombre de marca.

2. Juega con las palabras

Muchos nombres de marcas mundialmente conocidas nacen de jugar con palabras, combinar letras de una palabra con letras de otra, jugar con los productos principales, nombres de los fundadores, hay mil pruebas que puedes ir haciendo.

Por ejemplo, ¿sabes de dónde nace Adidas? su fundador, Adolph Dassler, decidió combinar las 3 primeras letras del nombre de su mascota: Adi, con las 3 primeras letras de su apellido, Das, creando la marca Adidas. Otro ejemplo lo tenemos con Abba, sus integrantes son Agnetha, Björn, Benny y Anni-Frid, ¿ves de dónde sale el nombre?

Son pruebas que podemos ir haciendo hasta que salga una palabra que guste cómo suena y cómo se ve escrita.

3. Obtén inspiración de muchas fuentes

El proceso de namming, es una de las partes más desafiantes del desarrollo de una marca y necesita mucha dosis de creatividad. Una buena técnica es utilizar a todo el mundo implicado, que cada persona del equipo participe en el proceso creativo, te sorprenderás de las opciones e ideas que puedes obtener al trabajar con varias líneas de inspiración.

4. Añade tu propio toque personal

Poder añadir un toque personal y distintivo es una parte importante del proceso de creación de marca, de esta forma, consigues hacerla más memorable y distintiva. Esta distinción la puedes conseguir de diferentes maneras, desde la apariencia del nombre escrito, hasta en la forma en la que suena.

Algunas técnicas que se usan para ello pueden ser faltas de ortografía, uso de exclamaciones (Yahoo!), la taquigrafía (DonDominio), uso de diferentes idiomas, traducciones fonéticas de palabras (el nombre de Google es como se pronuncia el término matemático «gúgol»)…

También puedes pensar más allá y crear un nombre de marca que contenga una nueva extensión de dominio, ¡hay cientos de opciones disponibles!

5. Menos es más

«Menos es más» es una expresión que podemos usar en muchos aspectos, y en el proceso de crear un nombre de marca es muy importante tenerlo en cuenta. Para tener un nombre memorable y fácil de recordar, debería tener como mucho 4 sílabas, y si pueden ser 2, mejor que mejor.

Muchas marcas ya nacieron con nombres cortos y fáciles de recordar: Reb Bull, Coca Cola, Zara, Nike… En otros casos, el nombre por el que es conocido una marca, viene del uso de acrónimos abreviados de nombres largos:

  • Bayerische Motoren Werke: BMW
  • Kentucky Fried Chicken: KFC

6. Piensa en su significado en diferentes idiomas

Si tienes ambiciones globales, comprobar el significado que tiene el nombre de marca en diferentes territorios es de vital importancia.

En el caso del mercado automovilístico, se han dado varios casos de modelos que directamente no se han podido vender o han tenido que cambiar el nombre para regiones hispano-hablantes: Mazda Laputa (modelo que finalmente no se vendió en el mercado europeo) o Mitsubishi Pajero (tuvo que cambiar el nombre por «Montero») son dos de los casos más sonados.

Para terminar

Una vez tienes el nombre de marca definido, es muy importante, antes de ir a registrarlo y hacer todo el papeleo, comprobar que el nombre de dominio no esté ya siendo usado por un tercero, pues será un problema haber creado y registrado el nombre de marca y después no poder usarlo en tu página web.

Comprobar si un nombre de dominio está disponible es muy sencillo, simplemente tienes que escribirlo en el buscador de dominios de DonDominio y te aparecerá un listado donde podrás ver si ya está siendo usado o si está libre, y si está libre… ¡No esperes y dalo de alta!

¡Encuentra tu dominio ideal!

Author

Inicié mi carrera en DonDominio el año 2011 como agente de soporte, creciendo paso a paso hasta llegar a director de marketing en el 2018, cargo que sigo ocupando en la actualidad.

Write A Comment