El nombre de tu dominio es tu identidad en internet y es lo que crea la primera impresión que se tiene de tu marca. Lo ideal es que no solo encaje con el contenido de tu blog, sino que también sea fácil de recordar y promocionar. Por esto, la elección de un gran nombre es tan importante.

En este artículo vamos a darte 5 consejos que son esenciales para que elijas el nombre de dominio adecuado.

5 consejos para escoger el nombre de dominio adecuado

Ahora que tienes una idea general, necesitas saber qué es lo que distingue a un gran nombre de dominio de uno que sea fácil de olvidar, que lleve a confusión en cuanto a cómo se escriba y sea difícil de promocionar. Cuando apliques los siguientes consejos para escoger el nombre adecuado, estarás listo para empezar con el blog.

Elige un nombre corto

Es recomendable que hagas una criba de todas las opciones que tengas y solo te quedes con aquellas que tengan 15 caracteres o menos, cosa que debería resultarte sencillo debido a la cantidad de extensiones que están disponibles hoy en día. Los nombres de dominio cortos tiene multitud de beneficios: son fáciles de recordar, implican menos posibilidades de que se cometan errores a la hora de escribirlos y no se recortarán en la página de resultados de búsqueda de las redes sociales, entre otros.

Otra manera de comprobar si un dominio es demasiado largo sin que tengas que comerte la cabeza contando caracteres es usarlo como dirección de correo:

tunombrededominio@tunombrededominioesdemasiadolargo.blog

Asegúrate de que sea fácil de pronunciar y deletrear

¿Has oido hablar sobre la fluidez de procesamiento? Es un sesgo cognitivo en el cual tu opinión sobre algo es influenciada por como de fácil es para tu cerebro comprenderla y procesarla. Esta es la razón principal por la cual puedes aumentar las posibilidades de que tu blog de buenas impresiones al hacerlo fácil de pronunciar y escribir.

Evita el uso de números, guiones y cualquier otro carácter que pueda conllevar que se escriba mal el nombre de tu dominio, este debe ser fácil de transmitir ya sea en voz alta o escrito. Para comprobar que esto es cierto, te aconsejamos realizar el test de la radio.

Este test consiste en que si alguien escucha tu nombre de dominio sea capaz, con solo una escucha, de escribirlo en un buscador y obtener el resultado deseado. Supercalifragilisticoespialidoso.blog sería un ejemplo de nombre de dominio que es atrayente, pero encontrar la URL correcta a la primera es otra historia.

Haz que sea idóneo como nombre de marca y único

Como es lógico, quieres que tu dominio destaque entre la multitud, cosa que no es tan sencilla como pueda parecer. Por ejemplo, personalcomputers.com es un dominio que si, dice claramente que tipo de contenido puede uno encontrar, pero es demasiado plano y genérico como para que sea único y destaque.

Elegir ese nombre de dominio que, pese a ser menos específico, te aporte originalidad, puede ayudarte a la hora de en un futuro expandirte y abarcar otros productos, servicios o temas. Apple eligió este nombre debido a que poco antes de elegirlo, sus fundadores visitaron una granja de manzanas y porque según ellos el nombre sonaba a algo divertido, con espíritu e inofensivo. Otro ejemplo sería Amazon, este nombre les permite abarcar cualquier tipo de producto o servicio sin que se vean restringidos por haber hecho esa elección.

El nombre que escojas para tu dominio no tiene porqué estar estrechamente relacionado con el nicho al cual te diriges, pero si que debe servirte como nombre de marca y ser original. ¿Serías capaz de contar la historia que hay detrás del nombre que estás usando?

Ponte creativo

Esto es algo que le ocurre a muchos bloggers: tienes ideas brutales para tu nombre de dominio pero te encuentras con que todos esos nombres geniales ya están registrados o son my caros. Es en este momento cuando tienes que poner a trabajar la parte creativa de tu cerebro, puedes elegir la opción de usar un TLD diferente o elegir algo que no sea tan literal en cuanto a tu contenido.

Imagínate que quieres empezar un blog sobre recetas de pasta pero al buscar el nombre, en este caso recetasdepasta.com, te das cuenta de que o no está disponible porqué alguien ya lo ha registrado o es muy caro. En este caso puedes probar otras opciones como: recetasdepasta.blog, rectasdepasta.cooking; o irte a algo más general como: manjia.blog, siendo manjia la traducción al italiano del verbo comer.

Es fácil pensar o creer que todos los nombres de dominio buenos ya están registrados, pero a veces, es solo cuestión de explotar tu creatividad.

Estate atento a las marcas registradas

Este es un último paso fundamental antes de registrar tu nuevo nombre de dominio. Busca si entre tus opciones hay alguna que pueda tener copyright, sea una marca registrada o la use alguna empresa que pueda confundirse contigo. Una búsqueda rápida en Internet suele ser suficiente. Invertir este tiempo por adelantado, puede prevenir enredos legales que supondrían pérdidas tanto de tiempo como de dinero.

Asegura rápido tu nombre de dominio soñado

¿Has encontrado un gran nombre de dominio y está disponible? ¡Felicidades! Es en este momento cuando debes actuar rápido antes de que otro lo registre en tu lugar. Si al final acabas cambiando de idea y decides no usar ese nombre de dominio, siempre puedes dejarlo expirar. Los beneficios de actuar rápidamente y realizar la compra son superiores a los riesgos que puedas asumir por hacerlo.

Es posible que quieras considerar comprar diferentes versiones de tu nombre de dominio (diferentes TLDs o extensiones para diferentes países) para prevenir que alguien registre algo similar a tu nombre de dominio. Esto aumenta las oportunidades de que los visitantes de blog aterricen en la página correcta.

Xisco López - Marketing en DonDominio
Author

Marketing Assistant en DonDominio. Estudiante de Marketing y publicidad, adentrándome en el mundo del Marketing emocional y lector de fantasía en mi tiempo libre.

Write A Comment